Patatas Deluxe

VERDURAS


Llegamos con otro clásico de las cadenas de comida rápida: las patatas deluxe. Estas patatas se caracterizan por estar cortadas en grandes gajos, que garantizan un interior blando y una corteza crujiente. Ideales para acompañar con tu salsa preferida mientras disfrutas tu hamburguesa.
Para asegurar que su interior queda tierno, comenzamos hirviéndolas durante un periodo corto de tiempo, después se pasan por una mezcla de especias y se fríen. En menos de treinta minutos tenemos listas uno de los mejores acompañamientos y sin ensuciar la cocina. Gracias al truco de la bolsa de plástico no tendremos que limpiar nada después de mezclar las patatas con las especias. Fácil, sencillo y para toda la familia.
Cada día contribuimos a que con un poco de cocina, dejes de lado los sitios de comida rápida por un momento y disfrutes comiendo y cocinando. Aunque si hay que ir, se va.

 

INGREDIENTES

  • 4 patatas grandes con piel bien limpias
  • 2 c/s de harina
  • 2 c/s de pan rallado
  • 1 c/s de ajo en polvo
  • 1 c/s de cebolla en polvo
  • 1 c/s de orégano
  • 1 c/s de tomillo
  • 1 c/s de curry
  • 1 c/c de pimentón picante
  • sal
  • pimienta
  • aceite para freír

PASO A PASO

  1. Enjuagar muy bien las patatas con agua, manteniendo la piel limpia. Secarlas una a una y comenzar a cortar los gajos. No os preocupéis si veis que son demasiado grandes, ya que quedarán tiernas por dentro de igual forma.
  2. Cuando tengamos todos los gajos, poner a hervir durante 5 o 10 minutos en una olla amplia llena de agua y sal. Cuando estén en su punto, retirar, y meter en agua fría para cortar la cocción. Secar.
  3. En un bol, mezclar la harina, el pan rallado, las especias, la sal y la pimienta. Remover bien y pasar el resultado a una bolsa de plástico. Incluir también las patatas.
  4. Cerramos la bolsa manteniendo aire dentro y agitarla para que las patatas se impregnen bien con la mezcla de especias.
  5. Cuando veamos que están listas, iremos sacando las patatas y friéndolas en aceite a fuego medio-fuerte. Cuando estén doradas, escurrir y dejadlas reposar en papel absorbente. Para finalizar, poner una pizca de sal si fuera necesario.
  6. ¡A comer!
leyenda de cuchara

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies